Posicionamiento del MMILAC – PROHIBIR TODAS LAS FORMAS DE CASTIGO FÍSICO Y HUMILLANTE

El Movimiento Mundial por la Infancia de Latinoamérica y El Caribe (MMI-LAC) hace un llamado a:

Prohibir todas las Formas de Castigo Físico y Disciplina Violenta en América Latina y el Caribe

El MMI-LAC desde sus inicios ha impulsado el seguimiento a la implementación de la recomendaciones del Estudio de las Naciones Unidas sobre la Violencia Contra la Niñez e identifica el castigo físico y humillante como una de las formas de violencia cotidiana que se ha “normalizado”, afectando a millones de niños, niñas y adolescentes en todo el mundo, y desde luego también en América Latina y el Caribe.

El castigo físico y humillante es una forma de violencia contra los niños, niñas y adolescentes, y por lo tanto constituye una violación de su derecho a la integridad física, psicológica y a la dignidad que tienen como seres humanos.

Hoy más que nunca América Latina y el Caribe pueden ser ejemplo para el mundo en el compromiso con los derechos de la niñez. El MMI-LAC considera que la región está en condiciones de ser la primera en el mundo en declararse libre del castigo físico y humillante.

Hacemos un llamado para que todos los países de la Región adopten leyes prohibiendo el castigo físico y humillante contra la niñez en todos los ámbitos y solicitamos a los líderes de opinión y organizaciones sociales a sumarse y constituir una amplia corriente de opinión por la eliminación de toda forma de violencia contra la niñez.

Reafirmamos nuestro inquebrantable compromiso:
“Que todos y cada uno de los niños, niñas y adolescentes en América Latina y El Caribe vivan en familias, sociedades y Estados que garanticen el goce
y ejercicio de sus derechos humanos.”

MOVIMIENTO MUNDIAL POR LA INFANCIA DE LATIONAMÉRICA Y EL CARIBE

 

Ciudad de Panamá, Diciembre de 2016.

 

Para consultar la versión en inglés :Aquí