Naciones Unidas aprueba resolución en la que exhorta a los Estados a invertir en la infancia para hacer efectivos sus derechos

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas – ONU aprobó por consenso la resolución “Hacia una mejor inversión en los derechos de la niñez”. Es la primera vez que la ONU se pronuncia sobre este tema en específico, de acuerdo a diversos compromisos internacionales, entre ellos el artículo 4 de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN): “Es obligación del Estado adoptar las medidas necesarias para dar efectividad a todos los derechos reconocidos en la CDN”.

La Resolución reafirma los principios generales de la Convención sobre los Derechos del Niño: la no discriminación, el interés superior del niño, la supervivencia y el desarrollo, y la participación. Además, se enfatiza el hecho de que los Estados tienen la responsabilidad primordial de respetar, proteger y hacer efectivos todos los derechos humanos, incluidos los derechos de los niños y niñas, y que esa responsabilidad se extiende a todos los poderes del Estado.

Las niñas y niños representan más del 30% de la población mundial e incluso más del 50% de la población de algunos países. Si bien los Estados han desarrollado y mejorado los marcos jurídicos que regulan las cuestiones relativas a la infancia, la falta de una inversión pública suficiente, eficiente, inclusiva y equitativa sigue siendo una de las principales barreras para hacer efectivos los derechos del niño. Hoy, 1.000 millones de niños carecen de uno o más servicios esenciales para su supervivencia y desarrollo.

Es por ello, que es importante que invertir en la infancia es esencial para alcanzar un desarrollo humano integrador, equitativo y sostenible para las generaciones presentes y futuras; y hacerlo es beneficioso para la sociedad y la economía en conjunto. Es en este contexto, entre otros temas, que la resolución solicita a todos los Estados la movilización de recursos para promover, proteger y hacer efectivos los derechos del niño sin discriminación de ningún tipo, prestando especial atención a los niños que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad.

Para leer la resolución completa de la ONU ingrese aquí